¡ACTITUD NUEVA, VIDA NUEVA!


inspirate
Reinventarte puede ser similar a renovar tu armario: encontrarás algunas cosas que querrás conservar y otras de las que querrás deshacerte. Todo momento es bueno para tomarte un descanso en medio de la rutina y hacer un breve ejercicio de ver al interior de ti misma. Este puede ser el inicio de un maravilloso proceso que podría enriquecer tu vida en muchos sentidos.
Toma ese tiempo para:
  1. Reconocer tus virtudes, aquellas cualidades que te dan tranquilidad, te ayudan a alcanzar tus objetivos e influyen positivamente en tus relaciones con quienes más quieres y con tus clientes. Aquellos aspectos de ti misma con los que te encuentras contento son los que querrás conservar al reinventarte.

  1. Identificar tus defectos y temores, aquellas cosas que te frenan y que no te permiten alcanzar tus metas personales y de negocio para sentirte tranquila. Esta puede ser la parte más desafiante, pero es la más necesaria para poder reinventarte y seguir creciendo.
  2. Definir tus aspiraciones. Piensa cómo te gustaría ser y qué te gustaría alcanzar, así como qué actitudes debes adoptar para conseguirlo. Recuerda que no se trata de cambiar de personalidad, solo de perfeccionar aquellas conductas que consideras necesario modificar para ser mejor y más feliz.
Reinventarte puede ser un proceso largo, los cambios no se consiguen de la noche a la mañana. Lo importante es tu compromiso: si realmente lo deseas, lo lograrás. Esta nueva actitud te permitirá retomar tu vida con más energía y fuerza.
¡Tú puedes hacerlo!
Fuente : Expertas Yanbal